Infobeaz

“Las matemáticas están en todas partes y el deporte no es una excepción”

Recientemente BCAM ganaba el reto BIOK! que lanzaba Athletic Club. ¿Pueden las nuevas tecnologías ayudar a prevenir y gestionar las lesiones de un equipo deportivo? Viendo las 27 propuestas recibidas la respuesta está clara. Es más, en el caso de las matemáticas, no solo pueden, sino que incluso ha dado lugar a una nueva disciplina denominada Sport Analytics. Sobre ello y sobre cómo ha vivido el proceso BIOK! nos habla BCAM.  

¿Qué valoración hacen de todo el proceso del reto BIOK! Athletic Club y, en concreto, del hecho de participar en un proyecto de innovación abierta?
Para BCAM es una gran oportunidad poder participar en un programa como reto BIOK! ya que nos permite proponer soluciones matemáticas a problemas de la vida real, y en particular nos ofrece la posibilidad de colaborar en proyectos de I+D+i con entidades del entorno.

¿Qué supone ganar el reto?
El objetivo de BCAM es poner las matemáticas al servicio de la sociedad a través de la investigación, por lo que ganar el desafío BIOK! nos ayuda a posicionarnos como referente en transferencia de conocimiento y contribuye a nuestra principal misión. Además, la idea de trabajar con una institución tan emblemática como el Athletic Club nos hace mucha ilusión y ha sido un placer contar con el respaldo institucional de Beaz.

¿Qué aportan las matemáticas al deporte?
Siempre decimos que las matemáticas están en todas partes y el deporte no es ninguna excepción. En los últimos años se ha popularizado especialmente el uso de la analítica de datos, y en concreto de los modelos estadísticos y las técnicas de aprendizaje automático, entre los equipos profesionales porque resulta de ayuda tanto para la prevención de lesiones como para la mejora del rendimiento del jugador y del equipo. Tal es el crecimiento en este campo que se ha creado una nueva disciplina denominada Sport Analytics.

¿Cómo pueden ayudar las nuevas tecnologías en la prevención y gestión de lesiones deportivas
Según estudios científicos en este ámbito, las lesiones en el deporte no muestran signos de disminuir, a pesar de los avances en fisioterapia. La tecnología no puede prevenir todas las lesiones en deportes de alto impacto a nivel profesional (como el fútbol o el rugby) pero puede mitigarlas y permitir cambios en la técnica, en la biomecánica, la recuperación, el acondicionamiento físico y la agilidad. Los entrenadores, los equipos médicos y los jugadores pueden adoptarlos para ayudar a la prevención y la recuperación.

, , , , ,